Ya estamos comiendo plástico: tips diarios para frenar los residuos plásticos

Ya estamos comiendo plástico: tips diarios para frenar los residuos plásticos
junio 10, 2019 divinanatura
Estamos comiendo plásticos

Parece que ya estamos comiendo plástico. Era inevitable, llevamos décadas utilizando nuestros mares de vertederos y era una cuestión de tiempo que se volviera  contra nosotros. Todavía no nos hemos dado cuenta que nosotros y nuestro planeta somos la misma cosa. Desgraciadamente parece ser la única alarma que nos conmueve, pensar que comemos basura tóxica. Pero los animales marinos, llevan haciéndolo mucho tiempo sin que hagamos nada por evitarlo. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), ha realizado un análisis en 102 alimentos de origen marino: sal, moluscos (mejillones, almejas y chirlas) y crustáceos (langosta, gambas y langostinos) y ha detectado presencia de microplásticos en 69 de ellos, principalmente microfibras y microfilms. ¿A estas alturas podemos hacer algo?

Los análisis y los datos hablan

  • La Organización ha analizado 102 alimentos de origen marino y ha detectado presencia de microplásticos en 69
  • La sal contenía microplásticos en el 66% de las muestras, los moluscos en el 71% y los crustáceos en el 66%
  • Las muestras contenían principalmente microfibras y microfilms

 

La llamada “flor de sal”, que cristaliza en la superficie de las salinas marinas, sí ha resultado ser más rica en microplásticos. Esto  podría deberse a una mayor contaminación ambiental o a su estructura escamosa, capaz de retener más partículas.

Los moluscos, por su parte, deben someterse a un tratamiento de depuración cuando están destinados al consumo humano. Aun así, OCU ha encontrado microplásticos en un 71% de las muestras que, como en el resto de los casos, corresponden sobre todo a microfibras y, en menor medida, a microgránulos y microfilms.

Por último, OCU ha hallado microplásticos en un 66% de las muestras de crustáceos analizadas, sin detectar diferencias entre langostas, langostinos y gambas Sin embargo, sí había significativamente menos cantidad en los que se comercializaban pelados, pues al retirar la cáscara y el tracto digestivo, que se extrae unido a la cabeza, se reduce la carga de microplásticos. OCU tampoco ha detectado diferencias significativas según el método de obtención, ya sea pesca salvaje o acuicultura.

El peligro de los plásticos también está fuera del mar

La Organización advierte que la presencia de plásticos en el mar no es sólo un problema ambiental, sino que afecta ya a actividades económicas como el turismo o la pesca. Además, la contaminación de los mares amenaza con convertirse en un problema de salud pública, especialmente por la presencia de microplásticos y nanoplásticos en los alimentos. De hecho, a pesar de no conocer bien los posibles efectos en la salud humana, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), ya lo considera un riesgo emergente.

 

¿Qué podemos hacer? tips diarios para frenar los residuos plásticos 

 Los plásticos son un peligro inminente para nuestro planeta, que no solo debemos dejar enmanto de los gobiernos y la empresas. Como criaturas pertenecientes a este planeta y como consumidores podemos hacer muchas cosas en el día a día .

 

1- Compra todo lo que puedas a granel. Y si se compras productos envasados, dale  preferencia a otras alternativas que no sean de plástico (huevos en cajas de cartón…)

2- Lleva siempre una bolsa reutilizaba  a la compra. Utilizar una cantimplora de aluminio en vez de comprar agua embotellada. Si no te gusta el agua del grifo, usa un filtro.

3- Destierra de tu alacena  los productos de usar y tirar (pajitas, vasos desechables, bastoncillos, mecheros…)

4- Sustituye los productos de higiene que lleven microesferas o que estén envasados en plástico por otros alternativos: gel de ducha por pastilla de jabón, champú sólido …

5-Lee  la composición de la ropa y optar por fibras naturales (algodón, lino…) antes que por las sintéticas (poliéster, elastano…) que desprenden microplásticos por erosión durante el uso y lavado.

6- Los regalos y juguetes  de los  niños son una fuente imparable de compra de plásticos. Antes de comprar un objeto de plástico, tratar de localizar otro de segunda mano y en buen estado, o buscar una alternativa que no sea de plástico.

( fuente: OCU)

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Newsletter